Historia de una caja de dados

Buenas amigos, siempre me ha encantado coleccionar cosas, para mí lo más interesante no es la posesión que es el final del camino sino el recorrido. Con los dados me ocurre lo mismo, no me basta con tenerlo sino que para mí lo más intrigante es como conseguir los dados, es muy fácil diréis vas a una tienda y te lo compras , y es verdad pero para mí perdería todo el interés a mí me gustan esos dados que trasmiten cosas, los de mi juego favorito , los de aquel torneo que gané , los que intercambié con este y aquel jugador , los de aquella partida inolvidable...esos dados y no otros son los que tiene un lugar especial en mi caja de dados.

Cuando conocí a Barbancho y me mostró su colección de dados no pude más que asombrarme no solo por la cantidad sino que cada uno era una historia, cada uno de un torneo , cada uno una batalla no siempre ganada pero con el buen sabor de la amistad y la camaradería. Por todo esto nos pusimos manos a la obra y el equipo diseñó esta caja de dados que lanzamos este mes. Está pensada para guardar 100 dados de 16mm, se nos queda corta para su colección pero de otra manera sería demasiado grande e incómoda de llevar, también la hemos diseñado para que coincida con las dimensiones de nuestra caja para porta- equipos así se pueden guardar fácilmente apilándolas.

Así que esta es la historia de nuestra caja de dados.

No olvides que la tapa se puede customizar a vuestro gusto , consultarnos diseños y colores.